Gen Digital

Gen Digital

Content Marketing

El valor de la marca

El valor de una marca está compuesto por lealtad de actitud y lealtad de conducta. En cuanto a la lealtad de actitud, el consumidor refleja cómo se siente y piensa acerca del producto o servicio, y que proporción de su corazón y de su mente les otorgan a esas marcas; sin embargo, la lealtad de conducta se refiere a la acción acerca de lo que la gente hace con su dinero y que proporción de sus compras le dan al producto.

Algunos de nuestros clientes

El valor de una marca está compuesto por lealtad de actitud y lealtad de conducta. En cuanto a la lealtad de actitud, el consumidor refleja cómo se siente y piensa acerca del producto o servicio, y que proporción de su corazón y de su mente les otorgan a esas marcas; sin embargo, la lealtad de conducta se refiere a la acción acerca de lo que la gente hace con su dinero y que proporción de sus compras le dan al producto.

A medida que los consumidores mejoran su calidad de vida, las marcas se convierten en un factor dominante en el proceso de decisión del consumidor. Las marcas ofrecen a los consumidores una forma más rápida de identificar los productos y servicios que tienen alto valor. Pese a ello, muchos profesionales de Mercadeo están matando sus marcas con promociones, bajas inversiones en publicidad y extensiones de líneas. Muy frecuentemente las promociones promueven que una marca se vuelva genérica. La marca significa algo más que un simple nombre, una marca es un nombre o sustantivo con una connotación literalmente gramatical que sirve para su identificación y es al mismo tiempo una idea relativamente abstracta con un significado asociado a ésta que permite su evaluación y su diferenciación, además de crear una identidad, debe de categorizar al producto que endorsa. Una marca que eventualmente adquiera valor por asociación deberá de hacerse de una identidad propia. En este aspecto la connotación del nombre juega un papel relevante.

En conclusión, es importante que exista una distinción clara, esta diferenciación debe ser válida para todo tipo de productos dentro y fuera de la industria a la que pertenece el producto al que se le está desarrollando la marca. Una marca realmente ha desarrollado valor cuando posee una connotación clara, única y sobre todo asociada a elementos intrínsecos, es decir relativos a la naturaleza del producto.

Si te gustó comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on email
WhatsApp chat